Skip to main content
Conflict countries & regions
Elders Statement

La guerra en Ucrania no debe seguir avanzando: es hora de hablar de paz

Share this:
Photo: STRINGER / AFP
 
Como líderes mundiales independientes, reafirmamos nuestra opinión de que la invasión rusa de Ucrania es un acto indignante e injustificable, por el que se debe exigir responsabilidad e impartir justicia. 
 

El Presidente Zelensky y el pueblo ucraniano tienen derecho a defender su territorio y su independencia, así como a buscar el apoyo de sus aliados.

Expresamos nuestra profunda preocupación por la incapacidad de los dirigentes internacionales para lograr una desescalada del conflicto, arriesgándose así a una nueva guerra mundial que amenaza con ser un desastre para miles de millones de personas.

Como integrantes de The Elders, pedimos a los líderes mundiales que tomen medidas concretas para reducir los riesgos de catástrofe nuclear y el impacto de la guerra de Ucrania en los precios mundiales de los alimentos, y que preparen las negociaciones para poner fin al conflicto.

La continua dependencia de Europa respecto a los combustibles fósiles rusos está financiando la guerra de Putin y seguirá eclipsando el impacto de las sanciones punitivas a menos que se acelere aún más la transición hacia las energías renovables.

La agresión de Rusia se debe, en parte, a la erosión prolongada del orden normativo sobre el que se sustentan la paz y la seguridad mundiales.  Las sucesivas violaciones del derecho internacional y de la soberanía de los Estados por parte de las grandes potencias han quedado impunes, lo que ha creado un mundo peligrosamente polarizado.

Poner fin al sufrimiento humano de esta guerra mediante la diplomacia debe ser la máxima prioridad de todos los países. Más de 14 millones de ucranianos se han visto obligados a huir de sus hogares debido a la destrucción y la devastación causadas por el ejército ruso. Más de 260 millones de personas ajenas al conflicto se enfrentan a la pobreza extrema debido al impacto de la invasión rusa en los precios mundiales de los alimentos y la energía, lo que agrava la desigualdad existente y la crisis de la COVID-19.   

Como medida inmediata de fomento de la confianza, pedimos a Rusia, Ucrania y otros países que colaboren con las Naciones Unidas para permitir sin demora la exportación segura de cereales y reservas de alimentos a los mercados mundiales.

Poner fin a esta terrible guerra a través del diálogo debe ser la máxima prioridad de la comunidad internacional. El apoyo al pueblo ucraniano debe ir acompañado de esfuerzos para avanzar en las negociaciones entre Rusia y Ucrania, en el diálogo europeo sobre seguridad y en medidas más amplias de reducción de riesgos para evitar una escalada nuclear.

Pedimos al Secretario General de la ONU que utilice todos los medios a su alcance para poner en marcha mecanismos eficaces de negociación, aunque todas las partes del conflicto no estén todavía dispuestas a negociar de buena fe.

TERMINA

Share this article

Keep up to date with The Elders’ COVID-19 digest:

Sign up to receive regular updates about The Elders’ activities during the COVID-19 pandemic. We will never share your email address with third parties.

Keep up to date with The Elders latest News and Insight:

Sign up to receive monthly newsletters from The Elders. We will occasionally send you other special updates and news, but we'll never share your email address with third parties.

Close

I would like to find:

Search
Close